Feeds:
Entradas
Comentarios

Por: Félix Miranda Quesada

Todo aquello que ocurre día a día a nuestro alrededor, tiene una razón de ser. Ya sea que estemos conscientes de ello o no. Es la ley universal de “causa y efecto”. Sin embargo, la tendencia común del ser humano es maldecir y renegar de las cosas que ocurren en nuestra vida. Pero muchas veces, no nos damos cuenta o no queremos darnos cuenta del papel que jugamos nosotros en los eventos que no nos agradan, pero que nosotros mismos atraemos hacia nosotros.

Cuando aprendemos a cambiar nuestra actitud y comportamiento acerca de ciertas situaciones que podríamos considerar claves, es cuando adquirimos la responsabilidad y el derecho de obtener los resultados que deseamos. Pero ¿cómo mejorar para poder, con nuestra actitud, atraer los resultados deseados, en ciertas situaciones especiales? La respuesta a esta inquietud podemos encontrarla en el nivel de autoestima que hayamos alcanzado. Nuestro grado de autoestima es un factor determinante en nuestro comportamiento en las diferentes situaciones de nuestra vida. 

Pero ¿qué podemos entender por autoestima? A pesar de que existen, como en todo, una amplia cantidad de definiciones para autoestima, de manera sencilla podemos entender la autoestima como el conocimiento que una persona tenga de sí misma y la aceptación satisfactoria que tenga de ese conocimiento. Por lo tanto, su nivel de autoestima se verá reflejado en los sentimientos y actitudes que muestre la persona en diferentes circunstancias. 

En mi experiencia, tratando con estudiantes y colaboradores por más de 20 años, me he podido percatar que una gran cantidad de personas experimenta en un alto grado, falta de autoestima. Es decir, su autoestima suele mantenerse en niveles muy bajos; sin embargo, para algunas personas, esta carencia de autoestima se da, principalmente, en ciertas situaciones y circunstancias especiales. Y, me he dado cuenta cómo, este bajo nivel de autoestima se presenta en momentos especiales y particularmente emocionales y es cuando puede lastimarnos más. Por ejemplo, en entrevistas de trabajo, en citas sentimentales y en la aplicación de pruebas de grado académicas, entre otras, es cuando solemos sentirnos con la autoestima bien baja y sentirnos derrotados antes de realizar nuestras actividades y obtener nuestros propósitos. Esto se conoce como “autoestima improductiva”, por cuanto es difícil, sino imposible, ser productivo en estas circunstancias. Es importante saber que esta situación entraña un gran peligro, en el caso de aquellos que tienen hijos o personas cercanas para las que son modelos o líderes, ya que ese estado les es transmitido a éstos. También es muy común sentirse de esta manera, con una muy baja autoestima, a la hora de desarrollar un negocio o proyecto, y en tal condición la persona se siente incómoda e impotente para realizar lo que se ha propuesto. 

No sería aventurado afirmar que, la mayoría de nosotros hemos experimentado, en algún momento, este tipo de situación, y sin duda, eso nos ha causado algún perjuicio sea a nivel personal o familiar. Pero, ¿debemos pasar toda nuestra vida viviendo estas situaciones, por una baja autoestima? Definitivamente no. Usted puede superar cualquier situación producto de la baja autoestima y convertirse en una persona fuerte, segura de sí misma y, muy especialmente, una persona productiva. Usted lo merece. En esta serie de artículos compartiré con usted algunas ideas y prácticas para elevar nuestro nivel de autoestima para que usted pueda ser más feliz cada día y tener una mejor calidad de vida. Por ahora, repita una y otra vez: ¡Merezco ser feliz y tener una mejor calidad de vida! ¡Es mi responsabilidad y es mi derecho!.

 GRUPO MIRANDA-CONSULTORES EMPRESARIALES

Publicación de Artículos: Aspectos Importantes a tener en cuenta en todos sus artículos

En muchos de mis artículos y reportes he hecho mención a la importancia que los artículos tienen en nuestros sitios web, en la actualidad. Sin duda, para los negocios y empresas desarrolladas en internet, éstos han sido de un valor incalculable. Podría considerarse, incluso, un elemento clave en la generación de grandes ganancias de dichos negocios y empresas. Lo anterior, por cuanto se han constituido en un factor indiscutible en la generación de tráfico hacia dichos sitios web.

El administrador o propietario de un sitio web que no considere el uso de los artículos en éste, podría estar perdiendo una gran oportunidad de obtener los grandes beneficios que los artículos proveen a un sitio web. Podríamos decir, incluso, que se trata de un desperdicio de recursos gratuitos para rentabilizar el sitio web. Algunas personas consideran los artículos como “la fuerza conductora de tráfico a un sitio web”. Considero que es una buena calificación para éste recurso, disponible para los propietarios de un negocio o empresa en internet.

En efecto, los artículos son un factor decisivo en darle a nuestro sitio web un alto ranking en los resultados de los motores de búsqueda. Y, cuanto más alto sea el ranking de un sitio web, mayor será la cantidad de tráfico que llegue a él. En consecuencia, mayor posibilidad de rentabilidad para nuestro negocio.

Pero, no debemos confundirnos ni apresurarnos. No se trata de saturar nuestro sitio web con artículos y más artículos de diferente contenido. Existen ciertos requisitos que los artículos deben tener para que cumplan con los propósitos que interesan. Sin tales requisitos, los artículos que se utilicen en nuestros sitios web, serían infructuosos y no le proveerán a éstos, los beneficios buscados. Por otra parte, un artículo bien escrito garantiza la captura del interés de nuestros visitantes y clientes y, además, imprimirá en ellos el deseo de regresar una y otra vez y, no solo eso, muy probablemente recomendarán nuestro sitio web a otras personas. Las siguientes recomendaciones, podrían ayudar a hacer de nuestro artículo, uno útil para los fines de nuestro negocio. Puedo garantizarle que, tener estas ideas en cuenta, podría ser muy beneficioso para su negocio, cuando utilice artículos en su sitio web.

Artículo completo… Trafico a Su Sitio Web.

Por: Félix Miranda Quesada
_______________________________
Hablemos sobre Blogs 

Entre las nuevas tendencias del Siglo XXI, destacan los blogs y, su práctica es conocida como Blogging. Aunque no existe una traducción literal para “blogging”, en la práctica se refiere a la ciencia y el arte de trabajar con blogs. El uso o trabajo con blogs se puede realizar desde diferentes perspectivas, entre ellas se pueden mencionar aspectos sociales, culturales y económicos.

Es fácil entender porqué los blogs son la nueva tendencia del Siglo XXI. Cada vez más los usuarios del internet acceden a la red con el propósito de buscar información relativa a diferentes temas, ya sea en salud, religión, deportes, ciencia, o negocios. Y no buscan cualquier tipo de información, buscan información de calidad y actualizada que pueda ayudarles a resolver sus problemas o suplir sus necesidades. Pero, algo que destaca es que, las personas buscan información gratuita.

Hacer blogging es fácil

Existe una alta posibilidad de que usted haya utilizado o llevado alguna vez una bitácora personal, o quizás la haya utilizado para sus actividades profesionales o laborales. De ser así, entonces ya sabe lo que es un blog. Por otra parte, la gran popularidad de los blogs la constituye el hecho de que, literalmente, cualquier persona puede crear un blog. Lo único que se requiere es tener algo que escribir, que deseemos sea leído por las personas en la red de internet. Lograr esto, es muy sencillo, la inversión es únicamente parte de su tiempo, lo demás, está ahí en la red de internet, de manera gratuita.

Lo mejor…. Usted puede ganar dinero con su blog

Ya mencioné que existen varios usos que se les da a los blogs, pues, precisamente, uno de ellos es ganar dinero. Es definitivo, ganar dinero con un blog es totalmente posible y razonable, incluso sin vender nada. Puede parecer ilusión, pero la verdad es que son muchas las personas que lo están haciendo.

El blogging es algo funcional

Ya sea que usted lo utilice como algo personal o que utilice los blogs para hacer negocios, existen múltiples maneras de administrar un blog y con gran diversidad de contenido. Podría ser un blog únicamente para miembros, un blog público. Podría ser también un blog para transmitir únicamente sus opiniones o uno interactivo y dinámico. La única limitación en el blogging, podría estar en nuestra propia imaginación. Por todo lo anterior, no existe razón alguna para que usted no empiece su actividad de blogging. Empiece ya a “bloguear”.

Gracias por su paciencia y leer mi artículo. Como muestra de agradecimiento, descargue el Libro “El Maravilloso Mundo del Blogging”

Artículo
Están Equivocados
Sí, están equivocados

Por: Felix Miranda Quesada
Administrador de Empresas con 
Espepcialidad en Finanzas
Contador Público Autorizado
Certificado en Normas Internacionales de Información Financiera

A pesar de que este día tengo mucho que escribir y, además, preparar varias agendas para reuniones offline, sentí la necesidad de escribir este brevísimo, pero muy brevísimo artículo. Claro que este “articulito” es para aquellas personas que dan sus primeros “pasitos” en el mundo de los negocios en internet y que necesitan de alguna orientación.

¿Y de que se trata, este artículo?

Se trata de explicar en pocas líneas, que muchos correos electrónicos de los que recibimos a diario, aun y cuando cuenten con nuestro consentimiento, sigue siendo CORREO S*P*A*M*, o correo basura. Hagamos un breve análisis.

La mayoría de las veces, para descargar algún artículo, libro electrónico u otro documento desde internet, así como para suscribirnos a algún boletín electrónico o revista electrónica, estamos obligados a dejar nuestros datos en el formulario respectivo. Pues, si bien es cierto, estamos dando nuestros datos voluntariamente, PARA RECIBIR LO PROMETIDO, eso no significa que estemos pidiendo que nos saturen nuestro correo electrónico con basura todos los días de la semana y varias veces al día. Y, menos aún, con amenazas como: “pasarás por idiota, si no compras mi producto”. Como prometí que este artículo sería muy breve, lo concluyo con dos ejemplos:

Ejemplo N° 1

“Con mucha frecuencia, algunos de mis alumnos de la universidad o ex-alumnos, me llaman pidiéndome alguna información. Como no puedo atenderlos inmediatamente, les solicito que me dejen su número de teléfono (o su correo electrónico) y luego les devuelvo la llamada y les doy la información que necesitan, lo que hacen GUSTOSAMENTE. Sin duda alguna, el haberme dado su número de teléfono, de alguna manera ‘me faculta’ para llamarlos en algunas ocasiones, pero en ningún momento me faculta para llamarlos todos los días y varias veces al día para venderles algunos de mis servicios. De seguro que aunque en algún momento les di alguna información valiosa, se van a molestar que los llame con tanta frecuencia y con tanta insistencia”.

Ejemplo N° 2

“Una persona me pide un favor. Le digo que sí, pero para ello necesito que me de la dirección de su casa para pasar a dejárselo. Una vez que haya cumplido con la promesa y le haya satisfecho su necesidad, no quedo facultado para ir todos los días a su casa y, menos aún, varias veces al día”. Hay una gran probabilidad de que, algunas visitas espóradicas, con un buen propósito, no molestarán a nuestro ‘anfitrión’, pero muchas visitas, y peor aún, a decirles ‘barrabasadas’ sí lo molestarán. Y si las visitas son con el propósito de vender y, lo hacemos en grupo, ofreciendo el mismo producto, pero solicitando que no le compren al compañero, sino a mí, porque ofrezco mejores condiciones, probablamente NOS ECHAN AGUA CALIENTE para que nos vayamos y dejemos de ser molestos”.

Sin dudad alguna que, ante situaciones como éstas, cualquier suscriptor se puede dar de baja, pero no se trata de “perder la amistad”. Por ejemplo, si una persona, como en el ejemplo puesto anteriormente, se molesta por las reiteradas visitas de quien ya tiene la dirección de su casa, no significa que quiera perder la amistad de dicha persona o que deje de visitarlo. Solo reclama del sentido común de su amigo o conocido.

Por: Félix Miranda Quesada

Muchas veces, los emprendedores que trabajan desde casa, o en negocios pequeños, ven fracasar sus negocios por una simple razón: se ocupan en muchas actividades ajenas a las que verdaderamente pueden hacer crecer su negocio.

Actividades en las que ocuparse son abundantes, pero aquellas que pueden hacer crecer su negocio, requieren de una dedicación especial. Es necesario identificar cuáles son esas actividades que pueden hacer crecer nuestro negocio y, dedicarles el mayor tiempo posible.

Veamos de qué estamos hablando. Cada vez que nos sentamos frente a nuestra computadora vemos los avisos de que tenemos correos sin leer, se activa nuestro Messenger, o Skype, nuestra cuenta de Twitter o Facebook y, nuestra reacción inmediata es atender todas estas alertas que se nos presentan. Sin embargo, todos estos puntos, en la mayoría de los casos, representan una distracción que nos roba valioso tiempo que podríamos dedicar a actividades que hagan crecer nuestro negocio. Más aún, muchas veces nos encontramos dedicados a estas actividades, en vez de estar haciendo aquellas cosas a las que pensábamos dedicarnos y para las cuales nos sentamos ante nuestro equipo de trabajo. Y, en la mayoría de los casos, no aportan nada positivo a las actividades que teníamos planeadas. Además, si estamos trabajando desde casa, las personas que nos rodean no lo pensarán ni un momento para interrumpirnos. Al fin y al cabo no creen que hagan mal.

Lo que estamos afirmando no significa, en absoluto, que todas las veces que revisemos nuestro correo y lo contestemos o que utilicemos las redes sociales, estamos desperdiciando nuestro tiempo. Sin embargo, debemos tener claro que, al dedicarnos a las actividades que pueden hacer crecer nuestro negocio, tenemos que evitar todos estos distractores que podrían robarnos un tiempo muy valioso y retener el crecimiento de nuestro negocio.

Incluso, todos estos distractores nos hacen creer, a nosotros mismos, que estamos muy ocupados y, al final de la jornada no hemos concretado ningún proyecto valioso. Por lo tanto, es necesario asegurarse cada día, que se están llevando a cabo las actividades que nuestro negocio realmente requiere. Reconociendo esto, podremos garantizar el éxito de nuestro negocio.

GRUPO MIRANDA-CONSULTORES EMPRESARIALES
Asesoría y Consultoría en Negocios
Locación: Zona Sur de Costa Rica
Despacho Miranda Colegiados-Contadores Públicos Autorizados
Consultores Administrativos y Financieros

*************************

Félix Miranda Quesada (*)

En muchas ocasiones de nuestra vida, cuando tenemos que realizar alguna tarea o desarrollar algún proyecto, nos sentimos insatisfechos, por una u otra razón. Podría ser por trabajar con alguien que no nos agrada, por ser día lunes, por tener que lavar el carro y otras muchas más razones. Son tareas que simplemente nos quitan cualquier motivación y nos inspiran diversos sentimientos: tristeza, cansancio, aburrimiento, y hasta nos hacen sentir disgustados. Aunado a lo anterior, también existen algunos factores dentro de nosotros que nos impiden sentirnos motivados. Veamos algunos de esos factores que podrían estar impidiendo nuestra motivación.

Su estado mental
En efecto, su estado mental es uno de los factores más determinantes para lograr que usted se sienta motivado. Lo anterior se debe a que, según sea éste, usted limita drásticamente su capacidad para entender el mundo y todo lo que le rodea y acontece.

Su estado mental podría estar afectado por inhibiciones relacionadas con sus creencias, prejuicios, costumbres y reglas. Si, por ejemplo, usted se siente indispuesto hacia su personal y piensa que uno o varios de sus colaboradores no harán nada bien, se verá impedido de ver el potencial que tiene en cada uno de ellos.

Si, por ejemplo, usted piensa que no podría llegar a alcanzar una buena posición o tener presencia en círculos académicos o profesionales por ser de un pueblo alejado de la ciudad, probablemente perderá las oportunidades que tenga de exponer su talento, ganarse la confianza y alcanzar ese grado de auto-realización que todos necesitamos.

Su zona de confort
Todos tenemos ciertas limitaciones en nuestras mentes. Esas limitaciones están referidas a aquellas cosas que decidimos con base en nuestras creencias personales y principios éticos. Dentro de esos límites, generalmente nos sentimos cómodos y nos desenvolvemos con gran motivación y libertad. Tan pronto como traspasamos esos límites, empezamos a sentirnos incómodos, molestos y hasta avergonzados. Esto se debe a que sentimos miedo a lo desconocido y de manera inconsciente preferimos mantenernos dentro de los límites de nuestra zona de confort, porque eso nos hace sentir seguros.

Lo malo de esto es que, una zona de confort muy limitada, puede convertirse en un factor inmanejable a la hora de sentirnos motivados y se convierte en algo crítico. Cada vez que nos enfrentamos a algo nuevo, una nueva idea, una nueva experiencia o un nuevo proyecto, inmediatamente buscamos que esté dentro de los límites de nuestra zona de confort. Si no es así, inmediatamente rechazamos cualquier cosa sin detenernos a analizar la conveniencia de emprender lo que se nos propone. Esto es muy lamentable porque muchas de esas ideas o propuestas podrían ser muy buenas, pero quizás usted nunca lo sabrá, porque no tiene la motivación para probarlas.

Sus experiencias anteriores
¿Tuvo un accidente dentro de su hogar?, por ejemplo, se quemó con la plancha o con la estufa. Eso es, probablemente, lo que lo hace detestar aplanchar o cocinar. ¿En alguno de sus trabajos fue maltratado por sus jefes o nunca tuvo el reconocimiento de ellos hacia su trabajo?. Quizás esa sea la razón de que en el presente no se sienta motivado con su trabajo. O, peor aún, no se sienta motivado para tratar bien a sus colaboradores y motivarlos.

Nuestras experiencias pasadas, en lo personal, lo social, laboral y profesional tienen gran participación en las decisiones que usted y yo tomamos en la vida y pueden ser factores decisivos para evitar que estemos motivados o nos motivemos. Si son experiencias negativas nos hacen más indecisos e inseguros, debido a que afectan nuestra autoestima y confianza.

Alguien que durante su vida ha sido tratado de manera despectiva o ha sido ridiculizado, es de imaginar que no sienta la necesidad y motivación de buscar su superación personal. Podría, incluso, pensar “si nada de lo que he hecho parece haber sido bueno, porqué serán las cosas diferentes ahora”.

A menos que el lector y quien esto escribe hagamos un esfuerzo por identificar estas malas experiencias del pasado y rechazarlas de nuestra mente, no permitiéndoles intervenir en nuestras decisiones, probablemente siempre viviremos insatisfechos y desmotivados, afectando no solo nuestra vida, sino la de nuestros seres queridos más cercanos.

(*) Administrador de Empresas

Por:
Félix Miranda Quesada (*)
Administrador de Empresas

La discusión no termina ¿el líder nace o se hace? No se trata de continuar con la discusión, ¿acaso importa tanto? Un líder lo es, haya nacido o haya sido creado. El liderazgo es una actitud y siempre podremos cambiar, mejorando, nuestra actitud.

Entonces no importa si el líder nace o si el líder se hace, lo importante del líder es, que es líder. Lo más importante no será de donde surgió el líder, sino que puede hacer este líder y más importante aún es preguntarnos y respondernos ¿puedo yo ser un líder?

Todo podemos ser líderes, y ser fuertes líderes. El líder no obliga a otros, inspira a otros, no conduce a la mediocridad, conduce a la excelencia, promueve la responsabilidad y sobre todo inspira confianza. La pregunta que cada quien debe plantearse es ¿puedo ser un líder que cumpla con estos puntos?

Algunas consideraciones que pueden ayudarnos

*.- El auto-control. Todo gran líder en la historia ha mostrado ser dueño de una gran autodisciplina y fuerza de voluntad. Solo así han podido enfocarse en el objetivo principal, en cada una de las etapas de su vida. Si personalmente no se tiene una meta y la disciplina y voluntad para lograrla, como se podrá liderar a otros para que obtengan las suyas.

*.- Llegar adonde se quiere llegar. Puede ser un gran reto, pero se requiere ser lo suficientemente disciplinado para llegar donde se quiere llegar y cuando se debe llegar. Se debe tener la fortaleza para resistir cualquier tentación y vencer todos los obstáculos que nos puedan hacer desistir. Como líder estás siendo un ejemplo para otros. Ten cuidado.

*. – Escoger con cuidado las respuestas emocionales. En ocasiones, el arte de callar los ‘pensamientos internos’ cuando no son apropiados, será necesario para poder ser un ejemplo positivo a quienes lideramos. Esos pensamientos internos son producto de las respuestas emocionales a estímulos internos o externos.

*.- Proyectar tus metas. Si aquellos que lideras no entienden completamente el principal objetivo de tu trabajo, no podrán compartir tu visión y tu forma de trabajo. Informa sobre cada uno de los pasos en el camino al logro de los objetivos a tu equipo, asegurándote que cada uno de ellos vaya en la misma dirección, y saben que esperas de ellos.

*.- Involucra a tu equipo, tanto en el proceso de planeamiento como en la implementación. Hacerlo así, le dará a cada quien un mayor sentido de pertenencia y por lo tanto mayor satisfacción de los resultados.

*.- Elogia bastante y haz críticas constructivas. La forma en que elogies y critiques a tus colaboradores, puede hacer la diferencia en tu habilidad para liderar efectivamente. Cuando alguien hace las cosas de forma incorrecta, haz críticas constructivas y hazlo en privado. Sugiere soluciones de cómo puede mejorar, y dedica tiempo a responder cualquier pregunta. Aceptarán tus aportes más gustosamente si saben que lo haces para ayudarlos y no para dañarlos.

*.- Elogia en público a las personas que hacen un excelente trabajo. Haciéndolo así le darás a tu colaborador un sentido de realización, y lo estarás motivando para hacer las cosas aún mejor.

*.- Conoce a tu personal. No se puede liderar un grupo de personas a menos que entendamos verdaderamente sus deseos, sueños, luchas, dolores y metas. Todas las buenas intenciones del mundo no tendrán sentido a menos que conozcas bien a las personas que trabajan para ti. Háblale a tu equipo y permite que te conozcan. Conociéndose mutuamente, hará que las relaciones se fortalezcan entre tú y tu equipo. Querrán ayudarte y apoyarte con mayor empeño, sabiendo que eres más que un jefe.

Sé su líder primero y luego su amigo. Como su líder, tendrás que tomar decisiones difíciles en muchas ocasiones, pero estas decisiones no pueden verse afectadas por relaciones personales.

*.- Haz el trabajo duro. En ocasiones, te tocará hacer el “trabajo feo” o, como se dice en Costa Rica, “bailar con la más fea”. En algún momento tendrás que tomar decisiones desagradables como realizar despidos, aplicar sanciones, sentar responsabilidad por algunas acciones de tus colaboradores y todo esto puede ser, en ocasiones, difícil. Como líder será tu responsabilidad manejar estas situaciones.

No importa cual sea tu rol como líder, confía en que siempre podrás ser un buen líder. Recuerda en primer lugar que para dirigir a otros se debe tener autodisciplina y autocontrol. No se debe olvidar que las acciones hablan más que las palabras.
Si quieres ganar el respeto de los demás, esfuérzate por ser un ejemplo en cada una de los aspectos de tu vida. Sé un verdadero líder, tu equipo de lo agradecerá.

Por tiempo limitado he dispuesto regalarte el libro electrónico “El Maravilloso Mundo Del Blogging”, descárgalo ahora mismo. Solo estará en la red por tiempo limitado, para mis lectores y suscriptores.

Te expero en el próximo artículo.

Publica tus artículos en: Articulo.org.

Síganos en:

Facebook

******************************

Te espero en nuestra empresa para que crezcamos juntos: Félix Miranda Quesada