Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘spam’

Artículo
Están Equivocados
Sí, están equivocados

Por: Felix Miranda Quesada
Administrador de Empresas con 
Espepcialidad en Finanzas
Contador Público Autorizado
Certificado en Normas Internacionales de Información Financiera

A pesar de que este día tengo mucho que escribir y, además, preparar varias agendas para reuniones offline, sentí la necesidad de escribir este brevísimo, pero muy brevísimo artículo. Claro que este “articulito” es para aquellas personas que dan sus primeros “pasitos” en el mundo de los negocios en internet y que necesitan de alguna orientación.

¿Y de que se trata, este artículo?

Se trata de explicar en pocas líneas, que muchos correos electrónicos de los que recibimos a diario, aun y cuando cuenten con nuestro consentimiento, sigue siendo CORREO S*P*A*M*, o correo basura. Hagamos un breve análisis.

La mayoría de las veces, para descargar algún artículo, libro electrónico u otro documento desde internet, así como para suscribirnos a algún boletín electrónico o revista electrónica, estamos obligados a dejar nuestros datos en el formulario respectivo. Pues, si bien es cierto, estamos dando nuestros datos voluntariamente, PARA RECIBIR LO PROMETIDO, eso no significa que estemos pidiendo que nos saturen nuestro correo electrónico con basura todos los días de la semana y varias veces al día. Y, menos aún, con amenazas como: “pasarás por idiota, si no compras mi producto”. Como prometí que este artículo sería muy breve, lo concluyo con dos ejemplos:

Ejemplo N° 1

“Con mucha frecuencia, algunos de mis alumnos de la universidad o ex-alumnos, me llaman pidiéndome alguna información. Como no puedo atenderlos inmediatamente, les solicito que me dejen su número de teléfono (o su correo electrónico) y luego les devuelvo la llamada y les doy la información que necesitan, lo que hacen GUSTOSAMENTE. Sin duda alguna, el haberme dado su número de teléfono, de alguna manera ‘me faculta’ para llamarlos en algunas ocasiones, pero en ningún momento me faculta para llamarlos todos los días y varias veces al día para venderles algunos de mis servicios. De seguro que aunque en algún momento les di alguna información valiosa, se van a molestar que los llame con tanta frecuencia y con tanta insistencia”.

Ejemplo N° 2

“Una persona me pide un favor. Le digo que sí, pero para ello necesito que me de la dirección de su casa para pasar a dejárselo. Una vez que haya cumplido con la promesa y le haya satisfecho su necesidad, no quedo facultado para ir todos los días a su casa y, menos aún, varias veces al día”. Hay una gran probabilidad de que, algunas visitas espóradicas, con un buen propósito, no molestarán a nuestro ‘anfitrión’, pero muchas visitas, y peor aún, a decirles ‘barrabasadas’ sí lo molestarán. Y si las visitas son con el propósito de vender y, lo hacemos en grupo, ofreciendo el mismo producto, pero solicitando que no le compren al compañero, sino a mí, porque ofrezco mejores condiciones, probablamente NOS ECHAN AGUA CALIENTE para que nos vayamos y dejemos de ser molestos”.

Sin dudad alguna que, ante situaciones como éstas, cualquier suscriptor se puede dar de baja, pero no se trata de “perder la amistad”. Por ejemplo, si una persona, como en el ejemplo puesto anteriormente, se molesta por las reiteradas visitas de quien ya tiene la dirección de su casa, no significa que quiera perder la amistad de dicha persona o que deje de visitarlo. Solo reclama del sentido común de su amigo o conocido.

Anuncios

Read Full Post »